Recursos Humanos y Tecnología: El futuro del mundo laboral

El Departamento de Recursos Humanos dejó de ser apenas el área de personal para convertirse en una pieza clave de transformaciones, dentro de una organización. Hace algunos años, RRHH podía actuar de forma más mecánica, con control centralizado, con tareas delegadas por el “jefe”.

Ninguna época presentó un escenario tan transformador para los profesionales de RR. HH como la actual. El período postindustrial y postcontemporáneo, en el que las empresas trabajan con márgenes cada vez más estrechas y precisan reducir los costos para mantenerse competitivas, aumenta el valor percibido de las acciones del departamento de Recursos Humanos, directamente responsable por la reducción de la rotación, un cuello de botella significativo de cualquier operación.

El estudio titulado “The Experience of Work: The Role of Technology in Productivity and Engagement”, realizado por la Economist Inteligence Unit (EIU), mostró que casi la mitad de las empresas brasileñas ya promueve la integración entre las áreas de TI y RRHH para mejorar la experiencia de los empleados: más del 40% de los entrevistados respondieron que contratan profesionales con experiencia, tanto en recursos humanos como en TI, para poder construir el puente entre los dos departamentos, con el fin de aumentar el compromiso y mejorar la experiencia del usuario.

Los empleados y ejecutivos de TI y RRHH se sienten especialmente involucrados en esta demanda y en todo el mundo, ya que el 74% y 75% de ellos (respectivamente) afirmaron que la responsabilidad de mejorar la experiencia de los empleados es de ellos. Aunque los sectores tienen objetivos diferentes, actualmente el avance de la satisfacción del empleado está directamente relacionado con la tecnología, lo que requiere una interacción cada vez mayor entre las dos áreas.

A partir de los años 90, el ambiente empresarial quedó marcado por la constante búsqueda de competitividad con el objetivo de lograr la sobrevivencia y el crecimiento en un ambiente caracterizado por un gran desarrollo tecnológico y mudanzas económicas. La innovación ha transformado para mejor los procesos tradicionales en las empresas de todos los sectores y segmentos, siendo RRHH uno de los departamentos que registra mayor evolución, fundamentalmente en su relación con la tecnología.

La Inteligencia Artificial y las tecnologías relacionadas han remodelado buena parte de los procesos corporativos tradicionales de empresas de prácticamente todos los segmentos. Y uno de los sectores cuya aplicación de la Inteligencia Artificial ha demostrado ser más eficaz es el de Recursos Humanos.

Por ejemplo: las plataformas alimentadas por la Inteligencia Artificial de alta complejidad son indicadas para automatizar actividades más simples de Recursos Humanos, como la gestión de beneficios y la selección de solicitudes comunes, permitiendo que los empleados pasen a dedicarse a actividades más estratégicas y analíticas.

Al incorporar la tecnología, los profesionales del Departamento de RRHH son exentos de tener que hacer cientos de llamadas telefónicas y enviar miles de correos electrónicos. La automatización en las funciones más mecánicas, además de simplificar los trámites, también permite a los empleados del Departamento que puedan tener sus mentes libres para enfocarse en proyectos más creativos.

Un informe del Mckinsey Global Institute (MGI) calcula que, hasta 2030, las compañías que consigan aplicar la Inteligencia Artificial a sus operaciones duplicarán su flujo de caja, mientras que los rezagados tendrán una disminución de 20% en esa misma métrica.

En este contexto actual de transformaciones que enfrentan las organizaciones, con una economía globalizada y con la competencia exacerbada entre las empresas, el papel de la gestión de personas es decisivo en la construcción de una ventaja competitiva.

La implementación de prácticas que involucran inteligencia artificial y la creación de algoritmos personalizados resulta en procesos de selección más ágiles. Los procesos de planificación de acciones estratégicas, el establecimiento de objetivos y el monitoreo de la demanda también pueden mejorarse utilizando estas nuevas tecnologías.

Usando herramientas de Inteligencia Artificial, los gerentes de RRHH tienen insumos para definir objetivos más concretos de largo plazo y subdividirlos en metas individuales, estipulando períodos de tiempo más cortos para la entrega de tareas, facilitando el acompañamiento de las demandas y permitiendo que los gerentes consigan detectar los miembros del equipo que eventualmente no estén comprometidos. Los RR. HH pueden poner en práctica medidas para mitigar eventuales descontentos, como reasignar funciones y hasta conceder licencias y envíos del personal para tratamiento médico, ofreciendo al empleado mejoras en el estilo de vida.

Levee se especializa en atender a las empresas con altos volúmenes de mano de obra operacional. Su plataforma basada en Machine Learning y People Analytics ayuda a la operación a mejorar la productividad, centrándose en el reclutamiento y la retención.

Programe una demostración personalizada.

Comparte tu opinión